jueves, 28 de enero de 2016

El romanticismo del Blanco y Negro



No sabría decir que tienen las fotos en blanco y negro que me parecen el doble de bonitas y emotivas que en color.  Y no quiero decir que en color no me gusten, todo lo contrario, he descubierto una luminosidad asombrosa desde que tengo el objetivo de 35 mm. que me esta dando guerra pillarle el truco, entre que si te acercas mucho salen borrosas y que sin gafas estoy empezando a ver menos que Pepe Leche que dice mi madre... apañada voy.

Es curioso como ha ido evolucionando todo y no se ha quedado atrás la fotografía, esto sin irnos a los procesos de revelado con sal, etc....

Simplemente basta con retroceder 15 años, parece nada pero es todo un mundo. En esa época eran pocos los que trabajaban con el carrete en blanco y negro, algunos románticos que todavía revelaban en un cuarto oscuro improvisado en el baño de cortesía en el mejor de los casos.



Mi padre tras muchos años ha decidido desmontar su cuarto oscuro, confieso que me da vergüenza haber tenido esa herramienta al alcance de mi mano y a él como maestro y haberlo pospuesto hasta ahora.

No me veo revelando un carrete analogico la verdad, resulta muy comodo mirar al momento el resultado aproximado de una foto y repetirla tantas veces sea necesario hasta que quede a nuestro gusto o a una mala siempre nos queda el retoque.

Algunos dicen que lo de antes era fotografía y lo que hacemos ahora es disparar hasta conseguir una imagen que nos pueda satisfacer o simplemente retocar y hacer un montaje.

No voy a entrar en purismos ni dimes ni diretes ya que cada cosa tiene su tiempo y por mucho que nos empeñemos, ya pasó...


Soy mas que consciente que mi camino dentro del aprendizaje no ha hecho mas que empezar, pero me gusta ver como esta afición me va conquistando día a día y ya soy consciente que al igual que mi padre el día que me jubile va ha ser mi mayor ocupación.

Mi casa esta básicamente decorada con fotos, ya sean de familia o artísticas autoría de mi señor padre, las suyas todas en blanco y negro y es agradable el carácter que imprimen a esas paredes. Me he llegado a plantear, que todas sean en blanco y negro por ese motivo ando ahora buscando y rebuscando tutoriales para pasar las fotos a blanco y negro, sigo aprendiendo espero no dejar nunca de aprender.


También puedes encontrarme en Instagram

2 comentarios:

Mabel dijo...

A mí también me encantan las fotos en blanco y negro. Tienen un aire distinto y mucho más profundo.
Tienes una perleta, y fotogénica como ella sola!!!
Besos.

Mónica - Saboreando las estrellas dijo...

Hola preciosa!!! Que razón tienes, la cámara la adora!! Besitos cielo