jueves, 16 de julio de 2015

Taller de fotografía alimentaria y estilismo



El pasado mes de abril asistí a un taller de fotografía alimentaria y de estilismo, el taller lo impartía Pablo en su academia Caulinphoto Academia, un sábado de 9.00 a 14.00.
Pero antes de mostraros las fotos que hicimos en el taller, me gustaría explicar el principió de todo.

Empecé a asistir a las clases de fotografía de Pablo Martínez Caulin en Septiembre de 2013, el motivo era que las fotos que hacía con la Coolpix de Nikon y después publicaba en el blog Eva en pruebas, no eran exactamente la imagen de la receta que tenia frente a mí, y no estaba nada contenta del resultado visual.

Un mes antes, en agosto, mi hermana Merche acababa de estrenarse con su 1ª exposición de fotografía en blanco y negro “Miradas de Luz”. El día de la inauguración me paso su réflex (Canon) para que hiciese fotos a los invitados; cuando llegue a casa estaba convencida de que quería una réflex, que con la compacta no llegaría mucho más lejos.
En casa, mi marido me puso los pies en el suelo y me hizo recapacitar, no puede ser “culo veo, culo quiero”, lo que en realidad necesitaba era aprender fotografía. Como tenía toda la razón del mundo, me puse a buscar una academia en Dénia y encontré la de Pablo.

Al empezar el curso Pablo me pregunto cuales eran mis objetivos, y creo que debe estar contento, ya que yo diría que los he logrado, todo gracias a sus clases, a su paciencia y su buen hacer. Por supuesto me falta mucho que aprender, siempre hay que mejorar y en fotografía hay un sinfín de estilos.

Después de ese curso de iniciación han venido otros cursos, pero ninguno ha sido de  fotografía de producto, así que cuando me dijo que iba a hacer este taller, me apunté ipso facto.

Antes del taller Pablo me pregunto sobre blogueras que tuviesen buenas fotos para mostrar en la parte teórica, y le recomendé todas las blogueras con fotos alucinantes que suelo ver, también intentó traer un profesor a Dénia, pero no fue posible. (No me preguntó por ser experta en nada, simplemente al estar en el mundillo de las blogueras cocineras, estoy más al día, ya que veo muchos blogs)

Bueno pues aquí están las fotos del taller. Al final trabajamos en 5 escenarios diferentes, éramos 10 alumnos y nos separamos por parejas, mi compañero de taller fue Alfonso, el llevaba una cámara digital Evil. Me lo pasé muy bien con él. 
En cada escenario teníamos un tiempo cada uno para mover los objetos, cambiar la composición y hacer nuestras fotos. 





Al final para mí las fotos más complicadas son las hechas en clave baja (las oscuras), pero también intente hacer fotos desde arriba, por ser una perspectiva que no suelo practicar.
Al final del taller el profe nos corrigió las fotos y efectivamente ¡tengo tanto que aprender!, que verde me veo. Está claro que tengo algunos conceptos bien claros, pero me falta mejorar.

Pablo, espero con ganas la segunda parte.

Evita Besos y Abrazos.


Nota: 
Al final compré la réflex, pero tardé 3 meses en decidirme, durante esos meses de clase el profesor me prestó una cámara compacta manual de Canon.

1 comentario:

Julia Gonzalez Perez dijo...

Te quedaron unas fotografia de producto geniales y muy apetitosas que al final es el primer reclamo que debes de tener al verlas, enhorabuena