domingo, 19 de abril de 2015

Imaginación al poder

Hada Creativa vuelve este mes para contarnos que cuando menos te lo esperas, la imaginación y la inspiración son capaces de convertir la destrucción en creatividad...


En septiembre de 2014 el Cabo de San Antonio en Javea sufrió un horrendo y devastador incendio forestal que arrasó más de la quinta parte del parque natural y todavía no se sabe la causa. Unas 444 hectáreas de flora y fauna se convirtieron en ceniza de un día para otro, y más de 1.700 personas fueron desalojadas.

Hacer senderismo me encanta y había recorrido esta zona muchas veces durante estos últimos años, entonces el hecho de visitarla para ver los daños ocasionados me costó bastante. Por mucho que mi filosofía sea "todo pasa por algo", el Universo es sabio y que el fuego en sí es una energía transmutadora muy potente; sabía que ver todo lo verde convertido en negro y sentir el aire cargado de ceniza, me iba a afectar…Y efectivamente eso es lo que me pasó y me saltaron las lágrimas.
 
La escena
Parecía una escena de una película de ‘Mad Max’, sin color ni vida, pero lo curioso es que a pesar de las lágrimas empecé a ‘ver’ fotos y mi voz creativa empezó a hablarme de ‘Perséfone en el reino de Hades’ y de ‘donde los ángeles temen pisar’. Si os digo la verdad, me quedé muy sorprendida conmigo misma y dudé en hacer caso a mi vocecita interior. Sin embargo, tras consultarlo con la almohada mis ideas tenía todavía más fuerza y decidí convertir la destrucción que había visto en creatividad, tanto que tres días después volví a la ‘zona cero’ acompañada de una amiga, mi cámara, un vestido blanco del rastro y una mascara dorada…

Andar descalza por la ceniza fue una sensación muy extraña
Con la ausencia total de vegetación se veía todo los secretos que antes aguardaba la zona, como por ejemplo muchas ruinas. Nos acercamos a una de ellas y empezamos a preparar la escena. El estilismo de la idea inicial exigió, no solamente que llevara un vestido blanco en un lugar lleno de ceniza, pero también que me quitaran los zapatos. Tengo que deciros que andar descalza por la ceniza fue una sensación muy extraña y ¡había que ir con mucho cuidado!. He de decir aquí también que sin la ayuda de mi amiga Evaldes (www.evaenpruebas.com) – mi disparador humano y asesora visual – todo hubiera sido mucho más difícil de conseguir, así que ¡gracias amiga!

Había que ir con mucho cuidado
La sesión tardó una hora y como el día nos salió perfecto – Nublado – no me preocupé demasiado por la luz. Traté de concentrarme en recrear las imágenes que veía en mi cabeza y sacarlas que me iban surgiendo a lo largo de la sesión.

Ceniza por todas partes
Como cada semilla creativa suele evolucionar y crecer sobre la marcha, al final acabé con tres fotografías/ideas: ‘Perséfone en el reino de Hades’, ‘Erase una vez’ y ‘Bruja blanca’.

Perséfone

Erase una vez...

Bruja blanca
Durante estos siete meses después del incendio la zona ha visto muchos cambios que hacen estas imagines imposibles de recrear ahora. La mayoría de los arboles quemados han sido cortados y es muy difícil pasar por algunas áreas y sendas; Pero por lo menos la primavera y sus brotes de verde brillante nos demuestran que la Madre Tierra sabe más que ningún otro como convertir la destrucción en creatividad.

Hasta la próxima, chic@s!

Hada Creativa

Datos Técnicos
Nikon D300 – 32 mm – f/4.2 – 1/400 – ISO 200
Vestuario: Vestido blanco de 2ª mano (Rastro, 2,50 euros) – Mascara dorada (H&M, 5 euros)
Luz: Natural exterior
Duración: 1h
Fotógrafo: Hada Creativa
Ayudante: Evaldes
Post Producción: Photoshop + Photomatix Pro (Hada Creativa)
©Hada Creativa, 2015. Todos los derechos reservados.


4 comentarios:

La Rosa Dulce dijo...

Qué bonitas fotografía Hada, es una pena que esté en esas condiciones, pero tu has sabido captar la belleza en un sitio tan triste. Enhorabuena.

Hada Creativa dijo...

Muchas gracias!!! :-)

Evita besos y abrazos dijo...

Las fotos son muy bonitas, has conseguido recrear un ambiente de cuento, tal y como lo habias imaginado, ¡enhorabuena!
Recuerdo cuando llegamos y descubrimos esas ruinas que a pesar de que habíamos pasado tan cerca, tantas veces, y nunca la habíamos visto por la frondosidad del bosque en esa zona.
Así es el fuego, un hambre voraz por consumirlo todo.
También recuerdo el silencio, ni un pájaro, ni un zumbido de insecto, silencio total.
La sesión fue muy intensa, estaba esa parte creativa que nos animaba a seguir, pero a la vez estábamos totalmente compungidas por las sensaciones que percibíamos, no sólo la visión, también el olor, el ambiente. El horror de la muerte.
Espero que no vuelva a pasar.
Besos y abrazos.

Hada Creativa dijo...

Estoy contigo, Evita!! Que no vuelva a pasar!! :-)
Un abrazo!!!